ESPACIO PREHISTORIA: LA CUEVA DEL RINOCERONTE

El yacimiento de la cueva del Rinoceronte está situado en la antigua cantera de Ca n'Aymerich, en el barrio de Bellamar de Castelldefels, en la vertiente litoral del macizo del Garraf. Esta cueva se formó de manera natural por la disolución de la roca caliza y la caída de bloques.

 

Posteriormente, y durante casi 100.000 años, la cavidad se fue rellenando de sedimento hasta cerrar su completamente el acceso desde el exterior.

 

En un primer momento la cueva funcionó como una trampa natural, donde los animales caían y morían.

 

 

En segundo lugar, animales carnívoros lo utilizaron como madriguera. Y, finalmente, los hombres y mujeres neandertales frecuentaron su entorno.

 

Actualmente la cueva se encuentra en una de las paredes de la cantera, sin explotación desde la década de los años sesenta del siglo pasado. La extracción de piedra seccionó verticalmente y destruyó gran parte de la cueva y su entrada, dejando al descubierto los restos arqueológicos que permitieron que en 2002 el Grupo de Investigación del Cuaternario de la Universidad de Barcelona en hiciera el descubrimiento.

Desde entonces hasta hoy se lleva a cabo en este yacimiento un proyecto científico de excavación y estudio arqueológico.

La cueva del Rinoceronte presenta una secuencia estratigráfica de unos once metros, con una superficie de seis metros cuadrados de extensión. Se ha diferenciado ocho niveles arqueológicos, que corresponden a diferentes momentos cronológicos.

Con la excavación se han descubierto numerosos restos arqueológicos que permiten estudiar y reconstruir cómo era el clima y el paisaje en la cuenca mediterránea hace entre 175.000 y 74.000 años.


Revisado: 02/02/2020

↑ subir
©
Ayuntamiento de Castelldefels
Plaza de la Iglesia, 1 - 08860 Castelldefels
Teléfono: 93 665 11 50